Animales Mexicanos en peligro de Extinción

En México como en todo el mundo, la alteración del hábitat de varias especies, así como su caza furtiva e ilegal tienen a muchísimas especies al borde de la extinción. Hablando de nuestro país cabe mencionar que en México se encuentran un 10% de las especies que habitan en todo el planeta, y más de la mitad son endémicas, esto quiere decir que habitan exclusivamente en una zona determinada.

Desgraciadamente, gracias a la tala inmoderada, muchas personas sin escrúpulos están poniendo en riesgo a muchas especies, dado que con la tala inmoderada se destruye su hábitat. Una de las mayores pérdidas para la fauna mexicana fue la del pájaro carpintero imperial (Campephilus imperialis), considerado el más grande del mundo, cuyo último registro es del año 1956 en Durango. A continuación, vamos a enumerar solo algunas de las especies mexicanas en peligro de extinción:

El oso hormiguero (Tamandua mexicana)

Conocido también como brazo fuerte o chupa miel, se caracteriza por tener un hocico alargado, pelaje color crema con un chaleco oscuro.

Este mamífero, puede localizarse en la vertiente del Pacífico desde Michoacán y la Huasteca Potosina en la vertiente del Golfo, hasta Chiapas y Yucatán.

El armadillo de cola desnuda (Cabassous unicinctus)

Además de ser una especie en peligro de extinción, sólo se puede encontrar en las zonas de acahuales y pastizales de la Selva Lacandona de Chiapas. Es un animal terrestre, solitario y nocturno, vive en numerosos hábitats del bosque tropical hasta las praderas. Al igual que muchos otros armadillos, es insectívoro, alimentándose de hormigas y termitas. Excava madrigueras cuya entrada es de unos 16 cm de diámetro; las mismas son utilizadas solo por una noche y luego las abandona.

El jaguar (Panthera onca)

Es el felino más grande de América y el tercero del mundo. En México, habita en las selvas tropicales del sureste, hasta el río Bravo en el Golfo y en la Sierra Madre Occidental de la costa del Pacífico.

Su pelaje es de color café amarillento con manchas negras de formas irregulares, es solitario y casi exclusivamente nocturno.

El mono araña (Ateles geoffroyi)

Habita en los bosques tropicales, selvas altas y medianas de Veracruz, manglares de Chiapas, y en los retenes de Yucatán.

El mono araña además de ser de hábitos diurnos, viven en grupos sociales permanentes y son arborícolas.

El mono aullador o saraguato (Alouatta palliata)

En México, habitan en casi todo el sur, especialmente en los estados de Tabasco, norte de Chiapas y en la península de Yucatán.

Su pelaje es de color negro y su peso promedio es de 8-10 kilogramos

El ocelote (Leopardus pardalis)

Entre las variedades de felinos mexicanos, destaca el ocelote, cuya existencia fue registrada en códices y estelas mayas.

Además, representa un mes dentro del calendario azteca. Su distribución abarca desde Sonora y Tamaulipas hasta el istmo de Tehuantepec, Chiapas y la Península de Yucatán.

El lobo mexicano (Canis lupus baileyi)

También conocido como lobo gris, es la raza más pequeña del continente americano. Debido a la destrucción de los bosques y pastizales templados que constituían su hábitat, se encuentra en peligro de extinción. Su altura ronda los 65 – 80 centímetros, y su longitud los 135 centímetros, con un peso aproximado entre los 21 y 45 kilogramos.

Hasta no hace un tiempo este lobo se extendía desde el Desierto de Sonora, Chihuahua y centro de México, hasta el oeste de Texas, sur de Nuevo México y Arizona central, ocupando gran variedad de hábitats, desde zonas desérticas y semiáridas hasta bosques templados.

De todos estos, según los estudios realizados, el lobo prefiere los lugares boscosos (con buena disponibilidad de agua y refugio) que también son los que cuentan con buenos pastizales para el ganado.

El perro llanero mexicano o perrito de la pradera (Cynomys mexicanus)

Esta especie endémica, corresponde a una pequeña región de valles y pastizales de montaña entre los límites de Coahuila, Nuevo León, San Luís Potosí y Zacatecas.

Viven en madrigueras comunicadas entre sí por una red de túneles. En realidad, no son perros, sino roedores parientes de las marmotas.

La vaquita marina (Phocoena sinus)

Vive en la Reserva de la Biosfera Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado. Es uno de los cetáceos más pequeños y única especie endémica de mamífero marino en México. El gobierno mexicano ha invertido alrededor de 30 millones de pesos para lograr su conservación, puesto que es una especie en peligro de extinción.

El teporingo (Romerolagus diazi)

Conocido también como conejo de los volcanes, es una especie que sólo se localiza en las laderas de las montañas del sur, en el Nevado de Toluca y sureste del valle del país. Es el conejo más pequeño, tiene las orejas cortas y redondas. Su pelaje es de color oscuro y homogéneo. Habita en los bosques y zacatonales subalpinos y alpinas de gran altura. Se resguarda en madrigueras propias o madrigueras de tuzas y en ocasiones en resumideros, rocas, raíces y peñasco

Berrendo (Antilocapra americana)

Esta especie es endémica de Norteamérica y son los únicos sobrevivientes de la familia Antilocapridae. Durante el Pleistoceno, aproximadamente doce especies habitaban el continente. Dos características distinguen su cornamenta de la de los demás mamíferos: se bifurca y el estuche córneo negro en forma de horquilla se muda anualmente desprendiéndose de la estructura ósea que no está dividida en rama. Desde el s. XX, su distribución geográfica y abundancia en México se ha reducido en un 82%. Hay varias causas responsables de la reducción de su área de distribución y de su población:

1.-Pérdida y/o alteración del hábitat, por cambio del uso de la tierra.

2.-Desarrollo de la actividad agropecuaria (debido a que el Berrendo no puede saltar, la colocación de cercas es un gran problema).

3.-Construcción de carreteras.

4.- Cacería ilegal.

5.- Depredación por el coyote (Canis latrans) debido a que se comen a las crías.

Tapir (Tapirus bairdii)

El tapir centroamericano, norteño o de Baird es una especie de mamífero perisodáctilo de la familia de los tapíridos, una de las tres especies americanas que existen de tapir. Puebla las selvas existentes entre el sur mexicano y el norte de Ecuador.

La población total estimada en estado salvaje es menor a 5,500, resultando un número de 1.500 ejemplares en nuestro país, México es el país con mayor abundancia de éstos. Se localizan en los estados de Veracruz, Oaxaca, Tabasco, Chiapas, Campeche y Quintana Roo.

Manatí (Trichechus manatus)

El manatí antillano o manatí del Caribe es una especie de sirenio de la familia Trichechidae que habita desde el Golfo de México hasta la desembocadura del Río Amazonas). Habita en la región de las Antillas o Mar Caribe, generalmente en las zonas bajas de las costas.

Sin embargo, se sabe que toleran grandes cambios de salinidad en el agua, por lo que se les encuentra de la misma manera en los ríos y los estuarios de zonas bajas. Se limita a las zonas tropicales y al sub-trópico debido a la extrema tasa metabólica y la falta de una capa gruesa de grasas que le funciona como aisladores.

Halcón peregrino (Falco peregrinus)

Es una especie de ave falconiforme de la familia Falconidae de distribución cosmopolita. Es un halcón grande, del tamaño de un cuervo, con la espalda de color gris azulado y la parte inferior blanquecina con manchas oscuras; la cabeza es negra y cuenta con una amplia y característica bigotera también de color negro.

En México anida en Baja California y localmente en las islas mar adentro del Golfo California. También en las montañas del Norte de la Sierra Madre. Migrante y visitante de invierno en todas partes, sobre todo en las costas.

Águila arpía (Harpia harpyja)

Conocida en guaraní como taguato ruvichá, es una especie de ave falconiforme de la familia Accipitridae que vive en la zona neo- tropical. Es el águila más grande del Hemisferio Occidental y del Hemisferio Austral y la única especie del género Harpía.

Su hábitat es el bosque lluvioso. No se conocen sub-especies. Se extiende desde el Sureste de México, pasando por Centroamérica, hasta el Sureste de Brasil y Paraguay hasta el Norte de Argentina. Vive tanto en la Vertiente Atlántica como en la Pacífica.

Tortuga de mapimí (Gopherus flavomarginatus)

Es una de las cuatro especies norteamericanas de tortuga que existen actualmente. Aunque es la más grande, ya que su caparazón puede llegar a medir cerca de 50 cm., lo remoto de su hábitat y su sigilosa naturaleza la mantuvieron desconocida para el mundo científico hasta 1958. Ese año, investigadores de Illinois (Estados Unidos) en un viaje de campo en México, descubrieron un caparazón utilizado por los campesinos como comedero de pollos, y descubrieron que era de una especie de tortuga no descrita. Años después, en 1973, David Morafka, de la Universidad Estatal de California, efectúo una investigación para determinar el estado del animal, y encontró que la población estaba en serios problemas ya que su hábitat (en el Bolsón de Mapimí) se estaba reduciendo, y los campesinos la capturaban por su carne.

Aunque en 1973 David Morafka temía la extinción de la especie para el año 2000, las cosas se ven ahora desde un punto más optimista. Se han puesto muchas esperanzas en el programa de reintroducción de tortugas criadas en cautiverio para incrementar paulatinamente la población, y lograr que este maravilloso reptil regrese del límite.

Estas son solo algunas de las muchas especies que están en peligro de extinción en territorio mexicano, si desean profundizar más respecto al tema pueden visitar la Norma Oficial Mexicana que está en el siguiente link:

NOM-ECOL-059-1994: http://www.sma.df.gob.mx/sma/links/download/archivos/sedesol_nom_059_ecol_1994.pdf

Loading spinner

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Traducir Blog»