Camarones de Agua Dulce Red Cherry

Quién de nosotros no ha ido a algún acuario y ha visto estos pequeños animalitos en alguna pecera, se acerca a verlos y lo primero que preguntamos es ¿Son de agua dulce?  Y así comenzamos con la odisea, muchas veces la emoción nos gana y compramos alguna gambita sin saber sus cuidados, si son compatibles con nuestros peces o sin saber cómo se llaman.

En este artículo vamos a hablar de una de las gambas más populares, en los últimos años, la Red Cherry Shrimp o Camarón Rojo Cereza cuyo nombre científico es Neocaridina Heteropoda.

Esta pequeña procede de la China Meridional, Taiwán y del norte de Vietnam, donde habita en la corriente de los ríos y en los charcos. Su exportación comenzó por el año 2002 y se fue popularizando en todo el mundo, pero no crean que ya era roja, más bien el color es una selección, dado que en la naturaleza esta variedad de gamba tiende a ser transparente-azulada.

Hablando de la coloración hay que hacer hincapié que los factores genéticos influyen mucho en su color, también influye el sexo (las hembras son más rojas), la edad, ya que mientras más adultas son, se hacen más rojas y también influye el estado de ánimo, ya que cuando están estresadas palidecen.

Siguiendo con los colores de la Neocaridina Heteropoda podemos mencionar que tiene 3 diferentes coloraciones:

Después de conocer un poco su historia y su coloración pasemos a un aspecto importante, el comportamiento: Podemos mencionar que al ser un invertebrado pequeño (rara vez supera los 4 cm) es muy tranquila y no depreda con algún otro ejemplar de su misma especie ni con sus pequeñas zoeas.

También debemos tener en cuenta los compañeros de esta gambita, ya que algunos peces de talla grande la verán como un bocado apetitoso, como los escalares y los betta solo por citar algunos, en cambio puede convivir con peces de talla pequeña como pueden ser otocinclus, neones o cardenales pero siempre y cuando se tenga un acuario densamente plantado y bajo observación y muchas veces ni así es recomendable, pero existe la posibilidad.

Ahora veamos un aspecto importante en cuanto al cuidado de las Red Cherry, la composición del agua: Al hablar de este tema podemos mencionar que estas gambitas son una de las especies más resistentes en cuanto a la calidad del agua, son bastante tolerantes y se adaptan con facilidad, aun así, debemos evitar cambios bruscos, ya que les podemos ocasionar la muerte.

Toleran bien un pH entre 6,5 y 7,5 y aguas blandas a semiduras, aunque lo ideal es un KH en torno a 4º y un GH sobre 10º. Igualmente pueden adaptarse a aguas ligeramente más duras. En cuanto a la temperatura, esta gambita tiene un buen rango de tolerancia, aunque le gustan más las aguas frescas que las cálidas, pero podemos mencionar una temperatura de entre 20°c y 27°C.

Debemos mantener un acuario densamente plantado para el bien de nuestros camarones. Lo que si debemos tener mucho en cuenta es que hay algunos componentes que son tóxicos para este tipo de animalitos, por ejemplo, el Cobre, el cual lo podemos encontrar en diferentes alguicidas, abonos o en sustratos coloreados, también es sensible al verde de malaquita y a altos niveles de amoniaco, nitrito y nitratos.

Entonces hay que mencionar que para las Red Cherry lo más recomendable es montar un acuario exclusivo para ellas, algo llamado “gambario” donde mantendremos solo este tipo de invertebrados pudiendo introducir algún par de caracoles. El tamaño del gambario varía dependiendo de nuestras necesidades, pero puede ir de los 15 a los 40 litros.

Entrando al apartado de la alimentación, la red cherry es omnívora como la mayoría de las gambas, así que no habrá mucho problema a la hora de la comida, ya que aceptaran gustosas tanto escamas, comida para peces de fondo, e incluso podemos hervirles unos pedacitos de verdura, como puede ser: Zanahoria, chícharos, jitomate, etc. Como comentario adicional, los alimentos con altos contenidos en Caroteno, las harán verse más rojas.

Ya que sabemos qué tipo de agua les gusta a nuestras cherrys, que compañeros se pueden mantener con ellas, así como su alimentación, pasaremos a un aspecto muy importante, el cual es: La reproducción.

Este tipo de gambas se ha hecho muy popular debido a su fácil reproducción, ya que ellas se reproducen en agua dulce sin ningún problema, caso contrario de la Caridina multidentata o la Caridina Macrobrachium, cuyas zoeas necesitan pasar por agua salobre.

Primero veamos como diferenciar un macho de una hembra, siendo esto posible cuando los ejemplares son adultos, ya que cuando son pequeñas, tanto machos como hembras se parecen mucho. Las hembras son en general, mucho más llenas de color que los machos, son más anchas del abdomen y tienen los pleópodos más largos, esto para poder sujetar los huevos, pero algo muy característico en las hembras es una pequeña mancha entre amarilla y verdosa que tienen detrás de la cabeza, la cual son huevos aun sin fecundar y esto nos indica que es una hembra adulta.

Los machos son mucho más estilizados que las hembras y menos coloreados y también más pequeños. Estos a diferencia de las hembras no presentan ninguna especie de mancha detrás de la cabeza.

Cabe mencionar que cuando las gambas mudan de exoesqueleto quedan muy vulnerables, ya que el exoesqueleto nuevo no se ha desarrollado lo suficiente como para protegerlas. La imagen de arriba es para que se den cuenta lo que es un exoesqueleto, porque muchos de nosotros al iniciar con gambas al ver un exoesqueleto pensamos que es una Cherry muerta.

Cuando la hembra es adulta, y tiene un cambio de exoesqueleto entra en un modo receptivo y atrae a los machos, cuando esto sucede los machos andan como locos por todo el acuario en busca de su “media naranja” y cuando la encuentran intentan aferrarse a ella.

Cuando llega el apareamiento en sí, el macho y la hembra se ponen panza con panza, por eso podemos ver a los machos detrás de las hembras, buscando ponerse debajo de ellas, la hembra o lo acepta o lo rechazará huyendo rápidamente de él. Si el macho logra ponerse en posición le pasará sus espermatóforos a la hembra, la cual los guardará en su barriga.

Después de este corre-que-te-alcanzo la hembra utilizará el esperma que guardo para así fecundar los huevos que tiene guardados, cada huevo lo colocara entre los pleópodos (esos que parecen pelitos en su panza), y dependiendo del tamaño de la hembra puede tener entre unos 20 a unos 70 huevos al mismo tiempo. Así podremos ver a la hembra estar moviendo los pleópodos constantemente, para mantenerlos oxigenados.

Los huevos tardaran entre 3 y 4 semanas en eclosionar, esto quiere decir que tardaran ese tiempo para que sea una Cherry formada, este tiempo depende de la temperatura, a mayor temperatura, más rápido eclosionarán, podemos mencionar que las hembras se vuelven más tímidas y se esconden mucho más que cuando no están ovadas.

Cuando las gambitas recién ovan,  sus huevos son de colores amarillosos, pero cuando se acerca el momento de la eclosión éstos se tornan de un color más oscuro, una especie de verde. A continuación, les comparto una secuencia de fotos del momento exacto cuando la zoea se desprende de su mamá:

En las siguientes 2 fotos vemos la zoea formada, si nos fijamos bien podemos diferenciar su pequeña cola. En estas primeras 2 fotos podemos apreciar el instante en que la Zoea sale de su madre, en la fotografía numero 2

ésta se encuentra encerrada en un círculo, incluso podemos ver sus ojos y podemos ver aun el color amarillo del huevo.

Finalmente, la Zoea sale completamente y se posa en la espalda de su madre.

Y aquí ya vemos a la pequeña Zoea posada en un pedazo de musgo de java.

Como podemos ver, cuando las cherrys nacen son un auténtico clon de sus padres, ya que nacen completamente formadas  y dependiendo de la temperatura es como se desarrollan, pero al mes de nacer ya pueden medir unos 3mm aproximadamente, y comienzan a desarrollar su característico color rojo.

No nos debemos preocupar por la alimentación, ya que, si tenemos musgo de java o alga en nuestros acuarios, se alimentarán de estos, y también de los restos de comida que haya por el gambario y no nos debemos preocupar por separarlas de los padres, ya que como vimos anteriormente, los ejemplares adultos no depredan sobre ellas.

Y así amigos, es como concluimos con este pequeño artículo sobre las Red Cherry, un animal que sin lugar a duda lucirá mucho en nuestros pequeños gambarios.

Extractos de la información tomada de: 

Loading spinner

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Traducir Blog»