El Gambario para Novatos

Por Gambario se entiende un acuario específico para gambas, el gambario es un biotopo asiático esto por el origen de los organismos que lo conforman. Muchos expertos recomiendan en este tipo de acuarios prescindir de peces en favor de los invertebrados, pues las gambas son animales tímidos y que instintivamente desconfían de ellos. Las gambas sienten a los peces como posibles depredadores de los que hay que esconderse.

En un acuario con peces las gambas siempre estarán más estresadas y semi-escondidas, mientras que en un gambario (un acuario sin peces, solo con gambas) se puede disfrutar más de la observación de su interesante comportamiento, pues al no sentirse acosadas siempre estarán la mayoría a la vista.

¿De cuántos litros debe ser el Gambario? El volumen puede ser a partir de 15 a 20 litros para poder mantener unas condiciones adecuadas, aunque si es de mayor volumen será más confortable en todo sentido para ellas.

El Acuario:  Lo aconsejable como mínimo son 40 litros, pueden ser de de menos litros, pero su estabilidad biológica será menor, por lo tanto cuanto más grande mejor, simplemente porque la temperatura y los parámetros del agua PH, GH, KH son más estables.

La forma también influye, sobre todo en la distribución del oxígeno en el tanque. Las formas rectangulares, largas y bajas presentan una mayor superficie de agua en contacto con el aire, favoreciendo el intercambio de gases de una manera eficiente. Es preferible una gran superficie de agua en contacto con el aire en lugar de acuarios muy altos, pero de reducida superficie.

El Sustrato:  A la hora de elegir el sustrato para nuestro gambario debemos tener en cuenta tres factores. La granulometría, el color y la composición química del sustrato.

La granulometría no es fundamental, pero si importante, sustratos de granulometría fina resultan más estéticos en nuestros gambarios, gravas y gravillas de grano fino a medio, son las ideales. La verdad es que a las gambas les encanta buscar comida entre el sustrato y cuanto más pequeña la granulometría parece que se lo pasan mejor.

El color es uno de los elementos más importantes para tener en cuenta, conviene utilizar gravas de colores oscuros que contrasten y resalten la coloración de nuestras inquilinas, pero debemos tener cuidado con las gravas coloreadas artificialmente, un excelente sustrato será el que se obtiene de fuentes naturales.

El tamaño de este sustrato debe ser tal que permita a las crias en caso de existir esconderse y al mismo tiempo proveer a las plantas un medio ideal de anclaje y enraizamiento. Deberá ser acorde con los parámetros de cada especie.

Composición química del sustrato: Hay sustratos que alcalinizan o acidifican el agua y también existen los neutros. Un sustrato puede ayudarnos a conseguir los parámetros deseados para la especie que queramos mantener. Si piensas poner Caridina cantonensis (Crystal Red, Crystal Black u otras variedades de color) puedes pensar en el sustrato como fuente de acidificación por ejemplo la akadama, que secuestra carbonatos.

Otra opción seria una mezcla que contenga turba o sustratos comerciales ácidos, porque esas gambas prosperan mejor con pH ácido, pero no creo que sean gambas para principiantes. Es muy utilizada la arena de sílice de la que se usa para los filtros de piscinas como decoración en general.

:Elegir sustratos que no alteren las condiciones del agua, sustratos de pH neutro:

Dentro de estos existen algunos de composición arcillosa que son ideales pues ayudan a generar pequeños microorganismos y algas que ayudarán en la alimentación de las gambas. Existen a la venta sustratos comerciales de marca que son específicos para este fin.

No colocar ningún tipo de sustrato nutritivo o natural a no ser que estemos completamente seguros  de que no liberará metales pesados. El cobre y el hierro entre otros metales pesados son letales para las gambas. Un práctico detalle para ensuciar menos el sustrato consiste en poner un platito o pequeño cenicero de cristal semienterrado y usarlo de comedero, de esta forma podremos sifonar fácilmente los desperdicios.

El Agua: El agua del grifo (o agua de la llave como la llamamos aquí en México) es la que usan muchos aficionados, pero debemos puntualizar que esta debe tratarse antes de utilizarla en nuestro gambario. Deberemos acondicionarla  para neutralizar el cloro y la cloramina y de ser posible hacerle un previo análisis fisicoquímico para determinar si es apta en sus parámetros como. pH, gh y kh al menos, y saber si se tiene que modificar.

Para el agua dura (niveles superiores a 10 dGH y 8 dKH), se recomienda diluirla en agua de ósmosis inversa (agua que no contiene minerales) a fin de disminuir en consecuencia la dureza o alcalinidad, para este fin también podemos usar agua destilada.

Tener cuidado con las tuberías de cobre pues este metal puede resultar mortal para invertebrados como las gambas, especialmente cuando la tubería es nueva y el agua está caliente. En este caso se recomienda agregar una dosis doble de acondicionador al agua que estamos preparando para nuestros acuarios.

Los Parámetros: Es importante mantener unos parámetros estables, pues el sistema osmoregulador de las gambas en caso contrario se verá dañado y en consecuencia también su salud.

El Ph: Generalmente la mayoría de las especies proliferan fácilmente en Un rango de pH entre 6.5 a 7.5 aunque es posible que algunas especies prefieran valores entre 6.5 y 7 y otras, apenas más alcalino, entre 7 y 7.5.

También podemos decidir mantener un pH neutro de 7.0, que es un buen valor para las plantas acuáticas, este valor mantendra seguras a la mayoría de estos pequeños invertebrados.

KH/GH: Muchas gambas especialmente las especies enanas, prefieren valores de KH (alcalinidad) generalmente dentro de un rango de 1 a 5 °dKH (17 a 85 mg/l) y una GH (dureza general) con un rango de 3 a 6 °dGH (51 a 102 mg/l). Los valores extremos son los que se deben evitar. es decir que el agua no esté muy blanda o dura, se debe pugnar por mantenerla en la mitad de los rangos mencionados para KH y GH, eso sería lo ideal.

NH3/4 /NO2: El valor del amoníaco y los nitritos debe ser cero esto es primordial pues estos invertebrados no toleran el agua contaminada, pues tienen branquias e inhalan oxígeno disuelto del agua, por lo tanto el amoníaco y los nitritos constituyen en valores altos un peligro de muerte fulminante.

Los cambios de agua periódicos de 15% a 20% dos veces por mes son necesarios, con agua a la misma temperatura que la del acuario y con la química del agua previamente establecida según las necesidades específicas.

NO3: Los nitratos son el subproducto del amoníaco y los nitritos y la presencia en el gambario de plantas siempre sera muy bueno, ellas se  encargarán de controlarlos, como también lo harán los cambios de agua periódicos recomendados anteriormente. Los valores de tolerancia del nitrato dependerán de la especie mantenida.

O2: El oxígeno es también muy importante, los cambios de agua son fundamentales para que se encuentre bien oxigenado el gambario y también que la salida de su filtro proporcione un movimiento suficiente de la superficie del agua, cuidar estos puntos generalmente garantizará adecuados niveles de oxígeno.

La Filtración: Sobre este tema como con todos los demás relacionados con esta afición hay tantas opiniones como modelos de filtros. En cuanto al filtro podemos partir de la base de que un gambario se ensucia menos que un acuario. Entonces,  un proyecto de este tipo no exige un filtro tan grande como otro acuario en el que llevemos al límite la capacidad de albergar peces.

Hay que evitar que el filtro absorba a las crías de gambas (Zoeas) y no solo a ellas, sino a gambas adultas. Aunque siendo honestos cualquier equipo de este tipo se puede adaptar poniendo una malla (de una media vieja, por ejemplo) o una esponja en el punto de absorción de agua hacia el filtro.

Estos invertebrados son muy sensibles al amoniaco y a los derivados nitrogenados de este, especialmente los nitritos, por lo que es fundamental mantener una buena filtración biológica. Atendiendo a esto hay que considerar que nunca debemos sobrealimentar a nuestras gambas ya que los desechos orgánicos son los que en su degradación, generarán los compuestos nitrogenados anteriormente mencionados tan peligrosos para nuestras decápodas.

Los filtros más funcionales para mantener a estos pequeños invertebrados son los filtros de esponja y de ser posible de los que tienen 2 esponjas. Su sistema de funcionamiento ayuda notablemente a la oxigenación del agua. No generan grandes corrientes dentro del acuario y la esponja evita que las gambas o las zoeas sean absorbidas por el filtro.

La filtración interna es también muy utilizada ya que brinda tanto la aireación necesaria, como el hábitat ideal para lograr la purificación biológica esencial del agua del acuario. Una salida de filtro direccional regulable constituye una característica conveniente ya que es posible que ciertos grupos de gambas prefieran una corriente mayor o menor. Las especies que se alimentan por filtración generalmente preferirán un mayor movimiento de agua.

Las unidades de filtración interna se deben colocar de forma adecuada para garantizar el movimiento del agua de la superficie, que a su vez garantiza una correcta oxigenación del agua del acuario. Los filtros internos también deben presentar entradas protegidas que no retengan o atrapen a las gambas.

Los filtros de placa ya sea los accionados por bombas de aire o por cabeza de poder, son filtros baratos que utilizan el propio sustrato como filtro, por lo tanto, hay que tener en cuenta que en caso de obstrucción su retirada implica el reinicio del acuario además de no ser muy útiles con elevadas cargas orgánicas.

Con respecto a los filtros de cascada o de mochila estos suelen ser filtros baratos, silenciosos y con una capacidad de carga filtrante media y una corriente moderada. No ocupan volumen del acuario ya que se adaptan fuera de este. Su inconveniente en los gambarios es que pueden provocar la succión de las crías de nuestras gambitas, también debe protegerse la entrada y esto en ocasiones genera el fallo de un flujo lento en el funcionamiento del mismo filtro.

El filtro externo de botella o Canister es una alternativa buena y eficiente, pero de (alto costo) siempre y cuando no sea muy potente el flujo de recirculación y que a la pichancha del filtro se le coloque una malla para que no succione las zoeas o gambas más pequeñas.

El Calentador: La mayor parte de las gambas que actualmente podemos encontrar en el mercado se adaptan a temperaturas que oscilan entre los 20°c – 26º C por lo que en muchas ocasiones no es indispensable mantener en nuestros gambarios calentadores.

Muchas veces la temperatura ambiente de nuestros hogares y el calor que se desprende de la iluminación es suficiente para mantener con facilidad esta temperatura. Si utilizamos un calentador debemos utilizar cualquiera que sea de termostato y nos de la potencia suficiente para mantener la temperatura aproximada.

La mayoría de estos invertebrados crecerán dentro de un rango de temperatura de 20 ºC a  26 ºC.  Algunas especies prefieren algún extremo del rango mencionado. Lo más importante es que la temperatura sea constante y equilibrada.

El uso de un termómetro es muy recomendable para determinar si es necesario instalar o no un calentador y para monitoreo constante de la temperatura.  La inclusión de este accesorio ya dependerá de la ubicación geográfica, pues en algunos casos puede ser necesario enfriar en climas muy cálidos.

Por lo tanto, debemos tener en cuenta que las temperaturas superiores a  27º C resultan peligrosas, por lo que debemos tener precaución para evitar una subida excesiva de temperatura que pueda ocasionar la muerte de nuestras gambitas.

¿Cómo conseguir bajar la temperatura, si está arriba de los 27°C?

– Disminuyendo el fotoperiodo o trasladándolo a la noche

-Mantener la tapa del gambario abierta

-Provocar una mayor oxigenación haciendo que la salida de agua del filtro rompa la superficie del agua

-Aumentando la turbulencia, utilizando piedras difusoras o colocando un pequeño ventilador de PC que enfoque en dirección a la superficie del agua. Es de esta manera que podríamos rebajar un par de grados de nuestros gambarios que pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte de nuestros animalitos.

La Iluminación: La iluminación irá en función del tipo de plantas que coloquemos, es muy importante que esta no sea muy intensa y que se coloquen plantas que les proporcionen lugares con sombra.  Atendiendo a lo anteriormente citado podemos mantener un gambario medianamente plantado con una iluminación promedio de 0.5Watts/Litro y 30lumenes/Litro con esto sería más que suficiente

Sobre las Plantas: Antes de entrar en este tema en concreto debemos considerar que la mayor parte de las gambas en sus hábitats naturales desgraciadamente no poseen muchas plantas acuáticas, ahí abundan las rocas y gravillas y solo proliferan algunas algas.

O sea que un gambario puede ser conformado con sustrato y solo rocas con troncos tapizados de musgo y sin peces. Claro que «no está prohibido» mantener peces y plantas acuáticas vivas en el gambario si así se desea, solo hay que guardar ciertas condiciones básicas.

Lo ideal es que haya algunas plantas de raíz y algo de musgo de java. La iluminación será mediana o baja, aditar el CO2 es de hecho peligroso, pero en cualquier caso es preferible no aditarlo, tampoco es recomendable abonar las plantas con químicos.

Muchos aficionados a estos invertebrados si incluyen en sus gambarios las plantas vivas, ya que no sólo proporcionan escondrijos reconfortantes, sino que también conforman un excelente refuerzo de la calidad biológica del agua.

Las plantas absorben y utilizan como nutrientes sustancias nitrogenadas que pueden resultar tóxicas, por lo tanto, si se van a agregar al gambario según la cantidad que tu desees, deberán ser plantas de exigencias bajas y nunca se deberían de abonar dentro del gambario como tal. Las gambas al ser invertebrados no suelen tolerar algunos componentes de los abonos, como por ejemplo el cobre.

Las plantas acuáticas resistentes que toleran una gran diversidad de condiciones son generalmente las mejores para incorporar a los gambarios, especies de plantas de bajo mantenimiento como las siguientes:

Musgo de Java (Taxiphyllum barbieri)

Bolas de musgo (Cladophora aegagropila)

Helecho de Java (Microsorum pteropus) anubias

Vesicularia dubyana (Musgo de java)

Taxipphyllum var. Flame moss

Taxiphyllum spec Spiki / Spiky moss

Vesicularia ferriei spec weeping

Vesicularia montagnei o christmass moss

Monoselenium tenerum

Riccia fluitans

Trapa natans,

Ceratophyllum demersum,

Limnobium laevigatum

Hygrophila polysperma,

Vallisneria sp.,

Najas guadalupensis,

Egeria densa.

En un gambario aun con plantas es necesario poner algunos troncos y algunas piedras (no calcáreas) donde se reproduzcan microalgas que les sirven de alimento natural a nuestras gambas.

Solo hay que aclarar que no cualquier madera se puede meter al gambario, la madera tiende a acidificar el agua por eso cuanto más seca y dura mejor ya que su descomposición será menor y el efecto no se notará. Eso lo vemos en forma de taninos en el agua, cuanto menos curada este la madera y dependiendo del tipo soltara mayor o menor cantidad de taninos y su característico tono de agua color ámbar a rojizo, maderas resinosas o toxicas no sirven.

Casi todas las maderas de hoja caduca son aptas, pero siempre es mejor usar maderas constatadas como de Encino, Alcornoque, Naranjo, de Olivo, Raíz roja de Manglar y de vitis «vid» El Roble o el Aliso son muy duras y resistentes, pero tardan en curar y su limpieza es laboriosa, la madera de Manzanita tan popular también es una excelente opción, así como la raíz de Mopani.

Tanto en un caso como en otro siempre hay que tener mucho cuidado con el material que va a estar dentro del gambario para prevenir la posibilidad de contaminación producida por hongos, bacterias, parásitos, intoxicación metálica o de productos químicos.

Habitantes:  Estrictamente hablando un gambario es eso, un hábitat de solo gambas, pues estas se encontrarán definitivamente mejor solas sin peces que las estresen o las depreden y se podrán reproducir más fácilmente. Pero también es posible que este contenga algún tipo de pez o peces de habitos muy tranquilos viviendo ahí.

Para iniciarse se recomienda la Neocaridina Heterópoda, en su variedad red cherry  o cualquiera de las otras múltiples variedades de color. Los alemanes la llaman «gamba invasora» por su adaptabilidad al medio y fácil reproducción. Es de pequeño tamaño y por eso no es fácil que sobreviva en acuarios donde hay peces con hábitos depredadores.

De mayor tamaño, pero poco exigente es la japónica, Caridina multidentata, casi transparente. Más exigente en cuanto a calidad de agua, temperatura y difícil de reproducir que la antes mencionada. La  Caridina cantonensis CRS, aunque de colores espectaculares, especialmente cuando subimos el grado de las CRS y CBS, se clasifican en función de su color rojo sobre blanco, como las Tiger tooth, Hinomaru, Doble Hinomaru, Mossura.

Hay infinidad de otras variedades, como las procedentes del lago Sulawesi, pero por el momento solo mencionaremos las anteriores Se pueden mantener peces junto con las gambas, sin embargo, es importante prestar mucha atención a las especies que se pueden considerar.

Los peces con los que las gambas podrían convivir deben solamente ser  aquellas especies que presentan bocas muy pequeñas orientadas hacia arriba y que sean de carácter pacífico y conducta no territorial ni carnívoros, como algunos pequeños vivíparos herbívoros, coridoras u Otocinclus.

Los caracoles plainorbis y manzana son buenos compañeros, pero un exceso de ellos no es sano, pueden competir por la comida con las gambas y una población amplia de estos animalitos generara una cantidad abundante de excrementos, esto no es bueno en nuestro gambario.

La Aclimatación:  Debe de ser por goteo desde el gambario hacia un recipiente donde las gambas se colocarán con la misma agua en la que se compraron. De esta forma conseguiremos una aclimatación lenta y regular que permitirá que las gambas recién compradas puedan adaptarse poco a poco a los parámetros de nuestro tanque o cubo.

¿Cuánto dura esta aclimatación? Este método está condicionado al volumen del recipiente que elijamos para colocar las gambas (en realidad con una bandeja de unos 2 lts. litros máximo) y a la frecuencia del goteo, pero lo idóneo es de dos a tres horas, en ocasiones más si los parámetros del agua del vendedor difieren mucho a los nuestros.

Es conveniente informarse previamente de los parámetros del agua en donde se encontraban al momento de comprarlas si esto es posible. Una vez finalizada la aclimatación las introduciremos con cuidado en el gambario, desechando el agua que traían y la de goteo y por ningún motivo echarla nuevamente a nuestro gambario.

La Alimentación: La mayor parte de estos invertebrados se alimentan de zooplancton, algas filamentosas y detritus orgánicos en sus habitas naturales.

Una alimentación variada, rica en vegetales, en pequeñas dosis y alternando con días de ayuno es fundamental, NO hay que sobrealimentar ya que las gambas tienen un metabolismo mucho más lento que el de los vertebrados y su capacidad de consumo es mucho menor.

Entonces lo lógico es que seamos muy cuidadosos con la limpieza de restos de comida, de otra forma la presencia de amoníaco/nitrito/nitrato se dispara. Cuanta mayor variedad de alimentos naturales les suministremos a estas decápodas más vitalidad y color tendrán.

Elementos como Espinacas hervidas, zanahoria, chicharos hervidos y pelados, calabacita hervida, pepino, pollo y pescado cocido, surimi de cangrejo, etc. Son excelentes opciones y si los alternamos con alimentos comerciales pues mucho mejor. Ya que estos, junto con algunas hojas secas como Hojas de Terminalia catappa serán la base alimenticia de nuestras gambas.

Las Dennerle Nano Catappa Leaves (almendro indio) son hojas maduradas y secadas que provienen del almendro malabar tropical. Aportan innumerables sustancias activas para el acuario y sirven como alimento adicional de gran valor nutritivo para las gambas. Previene el desove de hongos reduciendo así el peligro de enfermedades.

Las hojas del almendro de la india aparte de que les sirve de alimento tienen propiedades antioxidantes, fungicidas y antibacterianas. Algunas otras hojas de árboles caducifolios pueden resultar útiles también en los gambarios, aunque sus propiedades no son las mismas, pero pueden ser alternativas a tomar en cuenta.

La Muda:  La muda es el proceso mediante el que los camarones se despojan del exoesqueleto que cubre sus cuerpos, durante dicho proceso tienden a esconderse. Pasará algún tiempo hasta que el nuevo caparazón comience a endurecerse, generalmente un par de días es suficiente para que la gamba se incorpore a su vida cotidiana.

Las dietas que son excesivamente ricas en proteínas pueden ser la causa de posibles problemas durante la muda, los niveles ideales de proteína oscilan entre 35% y 40%. Se recomienda proporcionar alimentos que hayan sido formulados especialmente para gambas, algunos de estos alimentos contienen un tipo de alga especial que es naturalmente rica en yodo, nada más ni nada menos que la espirulina, que ayuda a regenerar un exoesqueleto saludable después de la muda. Lo más recomendable para una buena muda es siempre una alimentación rica en vegetales.

La Decoración del Gambario: Se recomienda usar materiales que no segreguen sustancias toxicas al agua del acuario.  Los accesorios decorativos de cerámica y poli-resina pueden aportar sustancias indeseables, debemos prestar atención a sus componentes y descartar lo que nos pueda generar alguna sospecha.

Hay que tener en cuenta que la pintura de estos elementos decorativos pudiese contener elementos tóxicos que poco a poco se degradarían en el agua afectando la calidad de esta y dañando a nuestras gambas.

El Mantenimiento:  Debido a la baja carga biológica en el gambario y si hemos atendido a las recomendaciones anteriores (sobre todo a la de evitar la sobrealimentación) el mantenimiento diario de nuestro gambario será muy rutinario.

: Diariamente:

-Recuperar el agua que se evapore.

-Alimentar cada dos o tres días. (NO diario)

-Verificar que todos nuestros organismos incluyéndo las plantas presenten un aspecto y comportamiento normal.

-Checar la temperatura, los filtros y que los sistemas de iluminación funcionen sin problemas.

-Retirar el alimento que no haya sido ingerido a las tres horas como mucho.

: Semanalmente:

-Rellenar el agua evaporada con los mismos parametros del tanque.

-Realizar cambios parciales de agua cada dos semanas (según especies y cantidad de organismos)

-Lavar los medios filtrantes de esponja con el agua del acuario.

-Limpiar los tubos fluorescentes y demás dispositivos si es necesario.

-Llenar el acuario con agua que ya se acondicionó previamente a los parámetros del gambario una vez extraída la que pretendemos cambiar.

-Comprobar los parámetros del agua.

Y eso seria todo colegas de afición, me despido de todos ustedes deseandoles un buen dia.

Fuentes:
http://tuspeces.com
http://nahadi.es
http://aquaflash.blogspot.com
http://acuavida.com
http://gambariomania.worldpress.com
http://gambascherry.es
http://migambario.com
http://todofauna.com
http://aqquagamba.foroactivo.com
http://ciclidos-mexico.com

Loading spinner

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Traducir Blog»