Construyendo paso a paso un biotopo Igapó del Río Negro

Otra información muy buena sobre un montaje de un Biotopo de Aguas negras, la traducción que realice esta sencilla de entender, el enlace original lo coloco al final del artículo.

:Bitacora:

Recién concluí una exploración que realice en 2 viajes sobre los muchos micro- hábitats que se encuentran en todo el Río Negro en Brasil, mi intensión principal era el observarlos y ver la manera de recrearlos en un acuario en casa. Han pasado los años desde que visité por primera vez este gran paraíso, he tenido la oportunidad de observar peces en su hábitat natural y he pasado muchas horas aplicando las lecciones aprendidas de todo esto en mis proyectos, siempre he intentado recrear una selección de diferentes biotopos de la región. Algunos acuarios fueron más exitosos que otros, y como todo en la vida siempre hay lecciones que aprender incluso en los fracasos.

El acuario de biotopo más reciente que tuve la oportunidad de armar fue en muchos sentidos, la culminación de este enfoque de prueba y error y el resultado final fue lo más cerca que he estado de recrear el hábitat de aguas poco profundas del Tetra Cardenal (entre muchas otras especies).

Si bien este acuario (junto con varios otros) aparece en la edición actual de la revista Amazonas, quería utilizar este tanque de igapó (bosque inundado) de aguas poco profundas como un ejemplo de cómo configurar un biotopo funcional y atractivo paso a paso con lujo de detalle de principio a fin.

Con ese objetivo en mente, documenté cada paso del proceso de configuración, desde la preparación del sustrato hasta la decoración y posteriormente la incorporación de peces , todo esto para una revista web sobre temas de Acuarios del tipo Biotopo del Rio Negro

:El tanque:

Es bien sabido por todos, que el área total de estos habitats de bosque inundado que se presentan con las lluvias estacionales en todo el Rio Negro es realmente extensa, cubriendo miles de kilómetros cuadrados durante la temporada alta.

Muchos de estos espacios donde habitan especies de peces más pequeños como los tetras ocurren en una escala relativamente pequeña y esa es la idea, aprender de este espacio más minúsculo y tratar de trasladarlo a un acuario en casa, recreando una imitación de estas zonas acuáticas, por ejemplo: un ecosistema de raíces sumergidas, una densa pila de hojas caídas, o las orillas sombreadas de un sinuoso arroyo de aguas negras se prestan bien para ser recreado incluso en un acuario más pequeño.

Con esto en mente elijo usar un filtro Fluval de 15 galones Flex en el acuario como base de filtración para mi biotopo igapó amazónico. Las dimensiones de cubo son de (16 x 15 x 15 «) estas medidas se prestan muy bien para armarnos una bonita decoración, el color del fondo en el cristal trasero es negro (Aquí se oculta la filtración y el calentador, en un compartimento separado) este color ayuda y mucho para lograr esa sensación de profundidad que puede ser difícil de lograr en acuarios más pequeños.

Como tengo planificado una baja cantidad de peces este filtro que incorpore sería más que adecuado, tuve que eliminar el carbón activado, si lo dejo me eliminara las sustancias tánicas del agua y reduciría el aspecto fuertemente teñido que tengo en mente para este biotopo.

Tuve una larga charla con un gran fanático de este tipo de acuarios de aguas negras Scott Fellman (de Tannin Aquatics), Me intereso mucho hablar con el sobre ese papel que juega el sustrato en un acuario de agua dulce, incluso si las plantas acuáticas no están destinadas a ser el punto focal en el tanque.

En el rio negro, como en otros sistemas fluviales de aguas negras en todo el mundo, el fondo del río especialmente en arroyos y afluentes poco profundos y lentos se observa en el fondo un gran depósito y colección de materia orgánica en diversos estados de descomposición.

Esto va desde ramas y troncos sumergidos hasta frutos caídos, nueces y vainas de semillas hasta la siempre densa alfombra de hojarasca. El sustrato en la mayoría de los hábitats típicos de igapó es un entorno complejo y biológicamente rico y en algunos casos podemos llamarlo un Micro- hábitat propio .

El suelo y de hecho, toda la cuenca hidrográfica del rio negro es bastante pobre en nutrientes, debido a este hecho y a la poca luz, la vegetación acuática en la mayoría de estos entornos está ausente. Sin embargo aunque es muy pobre en nutrientes, es rico en materiales orgánicos y botánicos y las áreas poco profundas a menudo están recubiertas de una densa capa de mulm. ( son capas de grasa verde formadas por restos de comida, hojas en descomposición, materia fecal de los peces y hasta restos de peces en descomposición)

Con este acuario yo deseaba experimentar un poco esa esperanza de estar cerca de imitar no solo la forma sino la función de esta rica fuente de compuestos orgánicos. Para hacerlo, utilicé una técnica muy conocida por algunos aficionados a los acuarios, un tanque denominado sucio.

Tomé una mezcla orgánica de tierra para macetas y en el transcurso de unas semanas la enjuagué y la secé varias veces hasta que tuve una capa más delgada y agradable, se formó una capa densa y casi similar a la arcilla que podía ser utilizada en el tanque.

Para la siguiente capa de sustrato, utilicé una arena de color claro ( Sunset Gold de CaribSea) pero quería agregar una capa adicional de enriquecimiento para filtrar el ácido tánico y otras sustancias y que se mantuvieran a lo largo del tiempo. Para esto, utilicé una gran variedad de elementos botánicos. Con esto me refiero a esos costales de jardinería que traen en el interior mesclas de ramitas, vainas, hojas de plátano y una mezcla de hojarasca triturada que me serviría muy bien para este proyecto y los herví en una cazerola con poco agua, como una hora aproximadamente.

A todo esto le agregué un puñado generoso de hojas de Magnolia enana, una vez retirado del fuego y enfriado lo mezclé con la arena y revolví con mis manos todo. El resultado final fue una mezcla muy heterogénea de arena fina y materiales botánicos que luego se extendió sobre la capa inferior de tierra, completando el sustrato.

A diferencia del clásico estilo que se maneja para los acuarios plantados y para los trabajos de Acuascaping que suelen estar dominados y elaborados por paisajes bellos y equilibrados tanto en el ordenamiento de las plantas como rocas y demás, en este caso el hábitat silvestre del Tetra Cardenal tiende a ser un lugar desordenado, y generalmente desprovisto de rocas y vegetación acuática.

En estas Áreas la Driftwood (Pedazos de madera que están flotando en el mar, Ríos, lagos, lagunas, canales etc. etc.) Se encuentra en abundancia, pero en los pequeños habitats esto a menudo se limita a pequeños palos y ramitas, y rara vez se ven elementos de mayor tamaño, tan característicos de este tipo de hábitat.

Con esto en mente, me propuse crear una decoración compuesta principalmente de elementos botánicos: hojarasca, vainas de semillas y otras piezas que ya les platique anteriormente. Comencé acomodando la decoración de abajo hacia arriba, agregué una densa alfombra de hojas secas, principalmente hojas de Magnolia enana, que tienen el tamaño adecuado para una configuración más pequeña y son de descomposición lenta, de esta forma se logra reproducir lo que a menudo es la característica más importante del “igapó “ de aguas negras, el “ acumulamiento de hojarasca y materia orgánica en el fondo” a partir de toda esta alfombra se colocaron un surtido de vainas de semillas, que servirían como acentos y como cobertura para los peces.

Con el nivel inferior ya completado (Toda la hojarasca en el fondo) agregué por último el único elemento real duro de este paisaje acuático, con esto me refiero a una pequeña rama de manzanita flotante y a la cual la tuve que apoyar sobre la salida del filtro para dar la apariencia de una rama caída que se extiende hacia abajo en el agua.

Orientar la madera flotante desde la superficie hacia abajo (en oposición al sustrato hacia arriba) no solo se ve más natural en este entorno sino que también le da al diseño una dimensión adicional, sugiriendo ramas enredadas sobre la superficie del agua.

Después de un tiempo jugando con el arreglo, estaba claro que a la decoración le faltaba algo, especialmente en la esquina trasera desnuda del acuario. Al revisar algunas de mis fotos y videos submarinos del Río Negro, encontré esa inspiración, era un destello verde, no es un color que se vea muy a menudo en ese entorno.

Aunque la vegetación especialmente las verdaderas plantas acuáticas es muy escasa en las aguas ácidas y pardas del rio Negro, las plantas ocasionalmente hacen su aparición en las zonas bajas. Así que con eso en mente, tomé una ramita de Myriophyllum sp. Verde que había estado creciendo sin control en otro tanque que tenía (como las malezas acuáticas que son) y la plante directamente en el área problemática del tanque, en esa esquina vacía.

El efecto fue inmediato, y el toque de color que la planta agregó al tanque marrón terroso equilibraba todo el paisaje acuoso, fue agradable lograr ese conjunto. Se colocó una vaina grande de semillas maceta de mono justo en frente de la planta y algunos tallitos pequeños de palma seca alrededor, esto ayudó a mezclar los elementos dispares del diseño y juntar todo de una manera sutil pero apreciable.

Siempre es bueno agregar ese Plus extra a nuestros acuarios, es como el toque final, la cereza del pastel, así que agregué una hoja de palmera seca colgada detrás de la rama de manzanita. Las hojas de palma sumergidas son extremadamente comunes en el hábitat del bosque inundado en todo el rio Negro y yo tenía curiosidad por ver cómo se vería una hoja de palma en un entorno de acuario. Me sorprendió gratamente el resultado final: no solo se mezcló perfectamente con la decoración que se había armado y no deseo leerme presuntuoso pero fue exactamente esta pieza final la que le dio a este tanque ese toque de sorpresa.

Los peces

El acuario fue diseñado en base al hábitat del Tetra Cardenal y el tanque no estaría completo sin un pequeño cardumen de dicho pez. Se utilizó un grupo de siete peces capturados en el medio silvestre y de esta forma se logra esa idea principal que tenía en mente con este proyecto “Mantener un cardumen pequeño de peces Tetra Cardenal en biotopo de aguas negras” ya que de forma natural y con mucha frecuencia así es como podemos encontrar a este pez, en pequeños grupos en lugar de enormes cardúmenes.

Se agregan al tanque algunos otros compañeros que viven en las zonas bajas de estas áreas de aguas oscuras. Un Diptail o Eques Pencilfish ( Nannostomus eques ) Pez lápiz enano seria su nombre comercial, uno de mis favoritos del género y un par de cíclidos ( Dicrossus maculatus ) Ciclido Ajedrez, ya por último el pez Pyrrhulina sp. (un pariente cercano del Tetra Rociador) pez conocido solo como Pirulina o Pirrulina, estos peces complementaron todo.

Inmediatamente después que se introdujeron los peces al tanque todos comenzaron a mostrar sus comportamientos naturales típicos: Los Ciclidos ajedrez se movían ansiosamente entre la hojarasca, los cardenales formando sus jerarquías y el pez lápiz flotaba cerca de la superficie.

Di unos pasos atrás para ver el acuario completo, los peces y todo, quedé extremadamente satisfecho con el trabajo terminado, por mucho ha sido lo mejor y lo más cercano que he estado de conseguir esa replica de hábitat acuático del Río Negro.

Entre el agua teñida, es hermoso ver toda la hojarasca y las hojas de palma sumergidas que se balanceaban suavemente con la corriente de salida del filtro, este acuario simulaba muy bien esa escena familiar de los igapós de agua superficial y arroyos de aguas negras donde se originan muchos de nuestros peces de acuario más queridos.

Enlace Original: https://www.reef2rainforest.com/2017/06/06/building-a-biotope-a-step-by-step-rio-negro-aquarium/

Loading spinner

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Traducir Blog»