Cuarentena de peces

Por definición, cuarentena es un espacio de tiempo en que deben permanecer aisladas personas u organismos susceptibles de portar y transmitir enfermedades contagiosas a una comunidad. En la práctica acuarística el concepto es el mismo, evitar que organismos recién adquiridos propaguen enfermedades a una comunidad establecida.

La finalidad de la cuarentena básicamente consiste en observar anomalías, indicios o síntomas en el comportamiento de un pez o grupo de reciente adquisición que pudiera derivar en un tratamiento médico, ya sea preventivo o correctivo.

Como aficionados entusiastas muchas veces es mayor la emoción por ver a los nuevos peces integrados a nuestros acuarios, que olvidamos seguir algunas medidas preventivas básicas, las cuales nos pueden parecer fastidiosas, pero con ellas podemos asegurar y mejorar la calidad de vida de nuestros peces y plantas. ¿Cuándo se debe llevar a cabo una cuarentena? Siempre que tengamos nuevos peces debemos llevar a cabo este procedimiento.

Si tú vienes y me preguntas, ¿qué peces deben guardar cuarentena? Yo te responderé que todos los peces nuevos sin excepción, incluso aquellos que provengan del acuario de tu mejor amigo o de medios asépticos y controlados. El riesgo es mínimo, pero no deja de ser riesgo latente.

Te sugiero extremar precauciones si compraste tus peces en locales de dudosa salubridad o si tus peces son silvestres como pueden ser loricáridos exóticos, discos silvestres, cardenales, otocinclus entre otros. Los peces capturados portan agentes patógenos que los peces criados en cautividad no conocen y mucho menos desarrollan defensas inmunológicas.

Para una cuarentena exitosa necesitamos lo siguiente:

• Un acuario de 40 litros mínimo, puede variar si los peces a cuarentenar son grandes o numerosos, pero siempre debemos conocer el volumen para respetar al máximo las dosis exactas.

• Un termostato fiable.

• Un filtro de cascada o uno de esponja maduro diseñado para la capacidad del acuario

.• Una red amplia exclusiva para ese acuario.

• Un termómetro.

• Un equipo de venoclisis.

:Aclimatación y preparación del acuario de cuarentena:

Primeramente, aclimataremos a nuestros peces a través de un proceso llamado por goteo, para lo cual colocaremos nuestra bolsa con peces en el agua de nuestro acuario principal por 20 minutos para que las temperaturas se igualen; de ser posible nuestro acuario de cuarentena estará cerca del acuario principal, ya que el agua será tomada de ahí.

Después con mucho cuidado, rasgaremos la bolsa con nuestros peces y el agua con su contenido total se vertirá en el acuario de cuarentena. Aquí es donde entra en acción el equipo de venoclisis, ya que con él vamos a llenar paulatinamente el acuario de cuarentena de forma que los peces se aclimaten sin estresarse.

De nuestro filtro principal tomaremos el material filtrante (canutillos cerámicos y/o fibra) y lo pondremos en el filtro de cascada, si usas un filtro de esponja, entonces el proceso cambia y es preciso que este filtro esté trabajando con al menos 2 semanas de anticipación a la llegada de los peces para que esté poblado por las bacterias nitrificantes.

Una vez que el acuario de cuarentena se encuentre al 75% de su capacidad, vamos a poner en marcha el filtro y el termostato, este último debe mantener la temperatura uniforme en un rango de 25.5° C a 26.5° C para peces provenientes de climas tropicales, no es necesario que la temperatura esté fuera de estos rangos ni se sugieren fluctuaciones extremas.

:Higiene:

Un acuario de cuarentena implica un ambiente controlado e higiénico, y debe carecer de sustrato, hay motivos importantes para que así sea, ya que su presencia dificulta la limpieza; necesitamos conocer cómo y cuánto comen los peces y cómo defecan y la consistencia de sus heces, el sustrato impide que sepamos este dato tan importante.

:Frecuencia de los cambios de agua:

Los cambios de agua en el acuario de cuarentena deben ser lo más frecuentes posibles y con agua nueva de calidad, una buena rutina es cambiar un 10% de agua diariamente. Al hacerlo de esta forma retiramos toxinas y secreciones del agua sin que sean bruscas las variaciones de los parámetros principales.

:Estética dentro del acuario de cuarentena:

Hay especies que requieren de condiciones particulares durante este periodo, como es el caso de la mayoría de los cíclidos, los loricáridos y especies tímidas en general, para ellos podemos disponer de algunos troncos limpios, pequeñas rocas lisas o plantas en macetas colocadas de forma estratégica. Un acuario de cuarentena no necesariamente debe ser un acuario gris. La iluminación del mismo es opcional.

:Diagnósticos y tratamientos clínicos en el acuario de cuarentena:

Es aquí donde radica la importancia de este periodo, si detectamos que uno de nuestros peces en observación presenta una anomalía o un comportamiento inusual y debemos tratarlo, es este el momento y el lugar para hacerlo de forma segura y confinada, respetando las dosis recomendadas. Podemos llevar un tratamiento puntual sin riesgo de que los demás peces sufran las consecuencias de una medicación agresiva o de una enfermedad contagiosa y mortal.

:Duración de las cuarentenas:

Si somos estrictos, una cuarentena es de 40 días, sin embargo, y de acuerdo a las observaciones y procesos llevados a cabo, podemos acortar este periodo a 3 semanas, periodos menores no te recomiendo, pues algunas enfermedades oportunistas necesitan tiempo para evidenciarse. Después de cumplido este procedimiento, puedes integrar tus peces a su destino final.

Este artículo originalmente fue publicado en: Los Acuarios.com

Loading spinner

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Traducir Blog»