Tutorial sobre el acuario plantado

: Introducción:

Este articulo tratara el tópico del acuario plantado High Tech desde la óptica de iniciarlo inmediatamente con el mayor número de plantas (sin peces al menos las primeras semanas) adicionando CO2 también de inmediato, iluminación intensa, abonando con fertilizantes químicos (macros primarios y secundarios) y compensando los micros con cambios de agua, todo esto sin entrar en detalles del tamaño y características físicas de la urna.

Antes de instalar el acuario plantado ya se debe tener preparados todos los componentes necesarios y suficientes que serán los siguientes:

1.- Acuario o urna de forma más bien rectangular.

2.- filtro de cascada si el tanque es de menos de 80 lts o un filtro tipo canister externo si es mayor a 80 lts.

3.- Las plantas en la mayor cantidad posible.

4.- El sustrato

5.- Sistema de inyección de CO2

6.-Fertilizantes químicos

7.- Una muy buena iluminación.

Es importante hacer la mención de que existen dos tipos de acuarios plantados y hay que diferenciar cada uno de ellos, nos podemos encontrar los acuarios High Tech (Acuarios con altos requerimientos) y los acuarios Low Tech (De bajos requerimientos) Les explico:

:High Tech:

Este tipo de acuarios vendrían a ser algo así como los de Alta Tecnología en estos proyectos La intensidad lumínica es media alta a muy alta, y muchas de las plantas utilizadas son de altos requerimientos lumínicos, el abonado es primordial en este tipo de tanques lo mismo la inyección de CO2 la cual se vuelve esencial.

En términos generales usando la tecnología se consigue de forma artificial un desarrollo muy alto de las plantas, por ende, el cuidado de este tipo de acuarios es más regular, desde la limpieza, mantenimiento y las podas de las plantas. Este tipo de tanque se vuelve más complicado de montar ya que el secreto estará en lograr un equilibrio entre los nutrientes como en la iluminación del sistema, todo de forma general.

En Contra partida los acuarios Low Tech son todo lo contrario son de Baja Tecnología. Las plantas son de bajos requerimientos en su mayoría y la inyección de CO2 no es primordial, muchas veces la utilización de filtros tampoco es necesaria ya que las mismas plantas nos proveen del oxígeno necesario en el tanque ya que sirven como un filtro natural.

En este tipo de acuarios no es necesario abonar ya que muchas de las hojas muertas y las mismas heces de los peces sirven como una especie de abono natural para las mismas plantas. Un acuario Low Tech puede ser muy económico, estable y casi sin complicación alguna.

Muchos piensan que un acuario de este tipo es un acuario sucio, descuidado o abandonado, nada más alejado de la realidad. Un acuario Low Tech puede ser igual de hermoso que uno de mayores prestaciones, solo es importante entender que como aficionados nos tendremos que adaptar a las condiciones de un acuario de este tipo, con todas las variantes que esto con lleva y no al revés como podría pensarse, ya que no hay un método preciso o definido, tendremos que aplicar un método propio y eso es lo interesante de estos proyectos.

: Puntos básicos para iniciar el acuario plantado:

El secreto del acuario plantado High Tech consiste en equilibrar iluminación, CO2, fertilización con nutrientes químicos y cambios de agua bajo el siguiente orden:

: Iluminación:

La proporción de 0.5-1w/lt. Es una norma muy general en los acuarios plantados, por supuesto que esto no es una regla inquebrantable, sobre este punto hay diversas opiniones y se entiende que se mencionan aquí estas intensidades altas de luz porque se acompañan con alta densidad de plantas, suficientes nutrientes y CO2.

Analizando un poco estas líneas creemos que lo más indicado para no errar tanto con esta cuestión de la luz seria trabajar con lúmenes puesto que la medida watt litro es bastante imprecisa ya que depende mucho de la marca y del tipo de tubo que utilizaríamos. Por ejemplo, en tubos T8 de 20 watts los cuales emiten desde 800 (los más comunes) hasta 2000 lumens se echaría abajo nuestro famoso cálculo de w/l.

Los lumen (Lm) aplican tanto en acuarios tipo Low tech como en los High Tech y ya no importaría que sistema de iluminación pensábamos utilizar en ese acuario (tubos T8, T5, Led, etc.) siempre que sepamos cuantos lúmenes emiten nuestros focos.

:Más detallado:

Se asume que en el trópico la luz solar al medio día nos da unos 60 lumen/litro; Así que si queremos emular esa luz habría que aplicar 60 Lumens por cada litro de agua de nuestro acuario (tendríamos un acuario High tech) pero si queremos solo tener plantas de bajos requerimientos pues solo bajamos la relación a 30 lumens/litros: un ejemplo Practico seria así:

Tenemos un acuario de 120 litros netos y queremos tener plantas de bajos requerimientos, pero solo contamos con tubos de 20 watts. Si decidimos aplicar la regla de 0.5 watt litro tendríamos que poner 3 tubos de 20 watts y listo y sin mayor complicación (O eso creemos). Pero si analizamos bien el proyecto y checamos cuantos lumens emiten nuestros tubos la cosa cambia, resulta que nuestros tubos emiten 800 lumens así que el cálculo queda:

30 lumens por litro para 120 litros nos da: 30×120=3600 Lm/l necesarios para Low tech o plantas de bajos requerimientos requerimos 3600 lm y cada tubo da 800 lm: 3600/800= 4.5 son los tubos que requerimos ¿me explico?

Podemos ver la diferencia en tubos que aplicamos según el método empírico de watts/litro comparado a si trabajamos con lumens/litros: 1 tubo y medio más para lograr un Low tech con la luz necesaria, así que ahí está la explicación de por qué luego nos salen algas cafés o las plantas crecen alargadas mientras pensamos que estamos aplicando la cantidad adecuada de luz lo cual no sería cierto.

En fin, esta información se coloca en este artículo como mera referencia, será tu decisión solamente el determinar si nos haces algo de caso con respecto a este tema o te manejas en base a esa famosa regla que existe de los watts/litro.

El tipo de focos que se pueden utilizar como ya lo comentamos serian: T8, T5, PC, PL, HM, HQI o LEDS, dependerá de la altura de la columna de agua (Por la Penetración de la luz). En acuarios de menos de 45cm de altura los T8 son eficaces y los PC ahorradores también, para 50 – 60cm de altura lo mejor son los T5, PL, la condición es que cumplan con las siguientes especificaciones: luz de día (blanca-fría), 30-50 lum/lt, 6500K. Para tanques de gran altura (más de 80cm) con los HM y HQI.

: Iluminación- sustrato:

La iluminación juega un papel importante en la acción de los sustratos nutritivos, acuarios con una iluminación pobre donde las poblaciones de plantas hayan disminuido su crecimiento verán como estos nutrientes son aprovechados por algas y cianobacterias para un desarrollo explosivo debido a sus menores exigencias para desarrollarse.

Es imprescindible que exista un equilibrio entre nutrientes y la demanda de estos, por ello es recomendable que los acuarios plantados sean abonados con CO2 para potenciar el desarrollo de las plantas.

Un acuario plantado no puede funcionar sin tener iluminación por obvias razones, ya sea luz del sol o artificial y esta debe tender a ser lo más parecida a la solar. No es una norma fija y obligatoria, pero es un buen punto de referencia iniciar el plantado con mucha iluminación no menos de 1 w/lt., de 30 – 50 lums/lt., 6500K, luz blanca y fría que se debe poner a funcionar desde el principio del plantado.

El tanque o pecera para un plantado de ser posible no debe de ser de más de 45 cm. de columna para que penetre mejor la luz y se puedan usar focos T8 o PC caseros de los llamados ahorradores, o bien si es de entre 50 – 60cm de columna los denominados PL o los T5. A partir de 80 cm. de altura y en grandes acuarios lo más funcional serian focos HQI o HM que poseen mayor penetración en la columna de agua, pero tienen la desventaja de su alto costo y consumo de energía. La alternativa de iluminación por medio de los leds también puede ser buena opción.

Los tiempos han cambiado mucho y actualmente con las lámparas leds ya sean sencillas o las RGB este asunto de la altura del agua ya no se vuelve tan complicado, la mayoría de las lámparas led actuales del mercado penetran muy bien la columna de agua y los leds son en su mayoria de buenas prestaciones y potencia, dependiendo la lampara, marca y calidad de los leds por supuesto.

El foto periodo (cantidad de horas diarias que tendremos encendidas las luces) será de entre 8 y 10 horas. Si vamos a tener inicialmente 1 w/lt. Lo mejor es empezar con 6 horas diarias e ir aumentando 1/2 hora diario el fotoperiodo.

: Adición de CO2 y fertilizantes químicos:

En primera instancia: Iniciar el acuario de ser posible con el mayor número de plantas, con intensa iluminación y adición inmediata del CO2 para fomentar la realización de los procesos de la fotosíntesis. Dependiendo del tipo de sustrato, después de algunos días se puede abonar con: Macros: (Nitrato, Fosfato, Potasio)solo si fuera necesario y en su momento con: Micros: (Manganeso, Cloro, Níquel, Boro, Cobre, Hierro, Zinc, Molibdeno)

No introducir los peces hasta que el plantado esté equilibrado. Desde los primeros días si nos es posible también hay que medir el nivel del par NH3/NH4, NO3, Fosfato y Hierro, para darnos una idea de lo que pueda ser necesario abonar.

Aditar correctamente y desde el inicio del plantado el CO2, conjuntamente abonando racionalmente con los macros, con una buena iluminación nos evitara explosiones de algas indeseables. (No es necesario que sean focos sofisticados, con luz de día, blanca fría de 6500 K es más que suficiente)

: Cambios de agua:

Mediante los cambios de agua se cubren los dos objetivos previamente citados: Por una parte, la eliminación de iones innecesarios acumulados tras el intercambio iónico producido por las plantas y por otra parte el aporte de micronutrientes u oligoelementos, por lo tanto, tenemos que realizar digamos obligatoriamente cambios de agua semanales mínimo del 40-50%.

En los procesos metabólicos de las plantas se produce la absorción necesaria de los nutrientes esenciales mediante un proceso de intercambio iónico. En dicho proceso se elimina del medio un ion necesario por otro completamente innecesario, por lo que la concentración salina se mantiene estable.

Al cabo de los días y tras la adición de los nutrientes, el agua del acuario se va concentrando de sales no útiles para las plantas, por lo que se presenta como tarea necesaria eliminarlos con cambio de agua nueva de menor concentración salina. Bien, ya tenemos un panorama sintetizado de lo que es el acuario plantado, ahora vamos desglosando:

: El Filtro:

El filtro dependerá del tamaño del acuario, pueden ser externos, internos o de cascada, básicamente debe de cumplir las siguientes condiciones: Que tenga parte mecánica y biológica, mover 3-4 veces máximo el agua del acuario plantado, esto es importante para la distribución homogénea del CO2 que estamos adicionando.

Los filtros de cascada son eficientes, pero solo hasta los 80 lts, pues en acuarios de mayor volumen su eficiencia disminuye drásticamente. Para acuarios de mayor volumen la mejor opción son los externos llamados canister o de botella, pues estos son los que reúnen todas las condiciones requeridas para el plantado. Hay dos sistemas de filtración que no son recomendables en un acuario plantado, aunque esto no es una prohibición absoluta puesto que muchos aficionados los utilizan. El wet-dry o filtro seco-húmedo y los filtros rápidos internos con cabeza de poder.

El incoveniente de estos filtros es que agitan mucho el agua pudiendo provocar que el CO2 se volatilice prematuramente y su aprovechamiento por las plantas se reduzca, aunque si se tiene este tipo de filtración tal vez solo se tendría que subir la concentración de CO2 para tratar de compensar las pérdidas de este gas.

Sobre introducir carbón activo como parte del material filtrante no se recomienda para un acuario plantado, ya que puede adsorber elementos traza y oligoelementos importantes, esto se los dejo a su criterio.

: El sustrato:

El sustrato juega un importante papel tanto en el desarrollo de las plantas como en el equilibrio biológico del sistema. Sobre él y en diferentes estratos se instalan las colonias de bacterias responsables de la transformación del nitrito en nitrato y de este último en inofensivo gas nitrógeno. La presencia de unas u otras en los diferentes estratos se debe a la cantidad de oxígeno presente.

Las capas superficiales ricas en oxígeno se pueblan de bacterias nitrificantes transformadoras de nitrito, mientras en las capas inferiores de ambientes anaeróbicos o pobres en oxígeno se instalan las bacterias responsables de la transformación del nitrato. Además, estas bacterias también son responsables de la reducción de los nutrientes transformándolos en compuestos asimilables por las plantas.

Los sustratos podemos clasificarlos en base a su tamaño, color, textura y composición química. Por su tamaño también denominada granulometría podemos distinguir entre las finas partículas que componen el limo, arcillas y arenas finas y aquellos más gruesos que van desde las arenas hasta las gravas.

Esta granulometría es un factor importante para favorecer la circulación del agua y asegurar un sustrato sano libre de metano y del peligroso ácido sulfhídrico resultante de gravas compactadas. Es por tanto conveniente que sea capaz de permitir una lenta pero continua corriente de agua. Además, sustratos excesivamente finos pueden impedir el correcto desarrollo de las raíces de las plantas y provocar en su manipulado antiestéticos enturbiamientos temporales.

Los más adecuados para nuestras plantas son aquellos clasificados como arenas gruesas, a partir del milímetro de grosor, siendo lo indicado gravas entre los 3 y los 5 mm.

: Volumen de sustrato:

Aunque no existen unas reglas fijas conviene que este no sea excesivamente profundo siendo válido entre 8 y 10 cm para la parte frontal del tanque y 15 – 20 cm para la parte trasera. Una de las características más importantes del sustrato es su composición química. Sustratos calcáreos ricos en calcio estarían contraindicados para acuarios con necesidades de aguas blandas y ácidas. En cambio, resultan beneficiosos para tanques de aguas duras y alcalinas.

: Sustrato nutritivo:

Los hay de franquicia comercial que ya vienen balanceados y son la opción más práctica, pero como factor en contra esta su alto costo cuando el acuario es grande. Una técnica muy recomendable para lograr un óptimo desarrollo de las plantas de acuario es la utilización del sustrato nutritivo colocado bajo la capa de grava ya que estos contienen turbas, arcillas, minerales y elementos de traza muy necesarios para la fase de enraizado de las plantas.

Como resultado obtendremos un óptimo desarrollo inicial que irá degradando estos nutrientes los cuales se irán reponiendo con aportes periódicos en forma de fertilizantes químicos. Estos una vez finalizadas las fases iniciales de enraizado serán asimilados en menor medida por las hojas y en mayor parte por las raíces. Si el sustrato nutritivo es casero (Hecho a mano) se debe cubrir con una capa de gravilla neutra sin excepción.

Cuando se tiene el sustrato nutritivo es muy importante empezar con una buena cantidad de plantas de crecimiento rápido, tener iluminación intensa y aditar al máximo el CO2 y no nos debemos de precipitar en abonar ni macros ni micros comerciales al principio, pues de hacerlo podríamos solo ayudar a un colapso por algas del plantado. Con cambios de agua semanal del 40% mínimo es suficiente, ya más adelante se considerara el abonar con macros, en caso de que el sustrato nutritivo los tenga en cantidad insuficiente.

: Los parámetros del acuario plantado:

Ya por último se mencionarán los parámetros promedio del agua, valores adecuados para las protagonistas de todo este proyecto que son Las plantas, y que en un momento dado (a reserva que sean especies muy exigentes) no debemos preocuparnos en exceso, pues la gran mayoría de ellas pueden vivir a diferentes temperaturas y parámetros, ya que tienen mucho poder de adaptación.

Los niveles exactos más adecuados nadie nos los podrá decir, más que tu propio acuario y las plantas, hay aficionados que mantienen plantados con miles de litros y entre ellos pueden tener una diferencia sustancial en sus parámetros. La temperatura para plantas tropicales oscila entre 18 y 25 °C, pero hay plantas que prefieren aguas más frías y plantas que pueden resistir hasta 30°C. El agua ideal de acuario que reúna las condiciones para nuestras plantas acuáticas debería de estar entre los siguientes valores:

PH (6.8-7.2) GH (4-10°dGH) KH (4-6°dKH) Hierro (0.5-0,1 mg/l) Nitrato (NO3) máx 5mg/l Fosfato ( PO4) máx. 0,1 mg/l Hierro (Fe) max 0.1mg/l CO2 (10-25mg/l ) esto con peces y sin ellos hasta 35 mg/l.

Para conocerlos hay que tener test químicos con los que podemos analizar los valores del agua de nuestro acuario. Es importante saber lo que el resultado de un test dice acerca de tu acuario en particular y de qué manera tienes que reaccionar ante eso.

A la mayoría de las plantas acuáticas comerciales, básicamente no les influirá mucho el GH, KH o PH, pues logran en la mayor de las veces adaptarse a distintos parámetros y crecerán perfectamente en aguas tanto duras como blandas, mientras no sean extremas estas condiciones.

: Adición del CO2:

El CO2 es uno de los nutrientes imprescindibles de las plantas, muy relacionado con la iluminación, PH y KH. Su adición al acuario plantado debe de ser desde el principio, en la inteligencia que tenemos bastantes plantas e intensa iluminación, si es posible a concentración máxima tolerable promedio.

Una buena forma de controlar el CO2 en el acuario es midiendo el pH y KH, valores que al compáralos en las tablas nos indicaran el CO2 disuelto en el acuario, o con un aparatito de esos para medir el CO2 disuelto en el agua (que comercialmente se llama (Drop Checker), en realidad lo que mide es el movimiento del PH, el líquido que tiene alojado esa probeta es azul de bromotimol, que es ni más ni menos la solución reactiva de los test de PH.

Hay dos maneras de aditar CO2 al acuario. Por el método casero, que consiste en un sistema de fermentación con (levadura y azúcar) y (Bicarbonato de sodio y Acido citrico) o presurizado con tanque, manómetro, regulador, etc.

La condición al adicionar este gas al acuario plantado es de que haya una buena disolución y distribución del mismo y que las microburbujas permanezcan el más tiempo posible en el agua para una mayor disolución. Para lograr esto, sobre todo en grandes tanques, muchos aficionados utilizan un reactor para CO2. Para acuarios medianos con un difusor de marca comercial de cristal o con un buen difusor casero puede ser suficiente.

El CO2 se puede disolver hasta un cierto grado en el agua, lo que depende de la presión del aire, la temperatura, pH, la relación bicarbonatos/carbonatos en el acuario. Esto quiere decir que la concentración final de CO2 en el agua dependerá enteramente de esos factores. Una vez que la concentración alcanza un nivel, esta concentración no varía a menos que la planta lo consuma o alguno de los otros parámetros mencionados anteriormente se altere.

Las plantas remueven el CO2 para su uso mucho más rápido que la de equilibrio atmosférico. Es por esta razón que las plantas están limitadas en crecimiento, ya que, siempre el nivel de CO2 disponible será menor que el ideal. Hay que mantener una buena interacción entre la luz que se proporciona al plantado y la cantidad de CO2 aportado, esto nos lo pueden indicar las plantas al burbujear o no hacerlo. Si las plantas en general burbujean eso significará que la luz y el CO2 están en equilibrio.

Por muchos nutrientes que existan en un acuario macros, micros, sustrato nutritivo, etc. si no tienen suficiente luz las plantas no burbujearán, aun si estamos aditando Co2. Es importante que el agua del acuario mantenga un nivel de oxígeno adecuado para se logre un buen intercambio CO2-O2. Eso lo conseguiremos con algo de circulación del agua en el interior del acuario y la superficie.

: Precauciones cuando adicionemos CO2:

1.-una excesiva cantidad de gas disuelto en el agua afecta a los peces, una concentración mayor a 25 mg/l es toxico para ellos.

2.- Al estar adicionando CO2 en forma artificial al acuario, estaremos acidificando el agua, bajando nuestro pH, por lo que deberemos mantener un control de este para evitar que baje excesivamente. Al haber más CO2 disuelto puede bajar a menos de 6.0 el PH de tu acuario, claro dependiendo de otros factores principalmente el KH del agua. (Dureza de Carbonatos)

3.-Mantener el valor del KH. Las plantas obtienen los carbonos directamente de la dureza carbonatada (KH). En la medida que el CO2 es asimilado, el crecimiento de las plantas aumenta, viéndose forzadas a tomar carbono del KH, el cual es el ingrediente que mantiene el pH estable.

Cuando el KH se reduce pierde la capacidad tampón y los valores del pH pueden variar drásticamente entre la noche y el día, para evitar esto deberemos usar algún tipo de Buffer para estabilizar nuestro pH o hacer cambios de agua y lograr así evitar que las plantas disminuyan la dureza de carbonatos KH, que debe estar en promedio de 4- 6.

4.-La iluminación del acuario tiene mucho que ver con la concentración real y adecuada de CO2: Acuarios con una relación wat/l por arriba 0.75w y muy cercano a 1w requieren de concentraciones entre 25 y 30 mg/lt, mientras aquéllos que tienen una relación inferior a 0.75w estarán bien con una concentración de CO2 de 13 a 25 mg/lt.

Por debajo de 0.5 w/l, el CO2 disuelto en el agua no produce ningún beneficio significativo en la salud de las plantas.

: El abonado con fertilizantes químicos:

¿Cuándo empiezo a abonar? El momento de comenzar a abonar es difícil de aconsejar, puesto que cada acuario es diferente a otro, cada uno tiene sus consumos, que dependerá de la cantidad de plantas, habitantes, tipo de agua y cantidad de luz y si estamos aditando CO2. También si tiene sustrato inerte, nutritivo o si no lleva ningún sustrato.

Tengas el sustrato que tengas: inerte, nutritivo casero o comercial, diariamente hay que ir observando a las plantas, porque las primeras semanas probablemente no necesitarás abonar o únicamente abonar con algunos macros que normalmente no llevan estos sustratos inertes, comerciales o los que nosotros fabricamos.

Las plantas requieren un número de nutrientes minerales y orgánicos para mantener un crecimiento estable y buena salud en general. La mayoría de estos nutrientes son requeridos sólo en pequeñas cantidades, pero sin ellas las funciones vitales no podrían llevarse a cabo adecuadamente. El número de nutrientes que una planta requiere es extenso y puede ser proveído de diferentes maneras.

: Macronutrientes (Macros):

Los macronutrientes son aquellos requeridos por la planta en cantidades mayores estos incluyen Calcio, Carbono, Hidrógeno, Magnesio, Nitrógeno, Oxigeno, Fósforo, Azufre y Potasio.

Algunos macronutrientes están disponibles en el acuario. Por ejemplo, oxígeno e hidrógeno están siempre presentes en suficientes cantidades. El calcio aun en bajos niveles es encontrado en aguas muy suaves y el nitrógeno, puede ser absorbido por plantas en la forma de nitratos y amonio, los cuales están normalmente presentes como resultado de filtración biológica o por los desechos orgánicos/peces, así que no será necesario agregarlos, además del CO2 los que también tienen que ser adicionados los llamaremos:

: Macronutrientes primarios:

Nitrógeno, Fósforo y Potasio.

Los macros primarios (que son los que mayormente añadiremos) los puedes encontrar en productos comerciales de marca, que venden en las tiendas de acuariofilia. Otra manera de conseguir los macros (los primarios: nitrato, potasio y fosfatos) es en polvo y se pueden conseguir en las agro tiendas.

Los productos que en principio utilizaremos serán:Por lo general el agua del grifo (De la llave) los tiene en cantidad suficiente, pero si esta fuera muy blanda, entonces si habría que añadirlos. El KH se eleva con carbonato de calcio y carbonato de magnesio a proporción de 3 a 1.

Micronutrientes u Oligoelementos (Micros):Aunque requeridos en realmente muy pequeñas cantidades, estos nutrientes son de igual importancia para la salud de nuestras plantas. Estos nutrientes son usualmente usados por componentes estructurales, como células, proteínas y grasas además ayudan a las funciones celulares y activación de encimas vitales.

El hierro es el único micro que se vende solo por separado y deberemos añadirlo dependiendo del nivel de este en el agua que tengas en el plantado. Aunque el hierro es un micronutriente necesario solo en pequeñas cantidades, no está disponible con frecuencia en el acuario a menos que se provea en la forma de quelatos que se irán liberando lentamente en una forma asimilable de hierro en periodos largos.

Ten en cuenta que muchos de estos fertilizantes llegan a ser inútiles después de un periodo corto de periodo, usualmente debido a su combinación con otros elementos o a través de la oxidación. Por esta razón, es importante dosificar el acuario con el fertilizante normalmente cada 7 a a15 días.Si realmente quieres mantener bien un acuario plantado, imprescindiblemente tienes que aprender a captar si hay problemas observando integralmente a tus plantas, que es lo que le denominan los bioindicadores, dependiendo de lo que ves en las hojas o tallos de tus plantas o según el tipo de algas que aparezcan, debes proceder en consecuencia. Hay que observar el ecosistema en general, porque también los organismos que mantengas en el plantado, peces y sobre todo los invertebrados, son bioindicadores en cierta forma.

: Cambios de Agua:

Se recomienda cambio de agua del 40-50% semanal a partir de la segunda semana de plantar. Este cambio de agua prácticamente es obligatorio pues al estar abonando a nuestras plantas con productos químicos añades también sales minerales que se concentran en el agua y sustrato del acuario, las cuales pueden llegar a causar posteriormente desequilibrios y será será tóxico para los organismos y el buen funcionamiento del ecosistema. Se podría decir que con el cambio de agua parcial al acuario cada semana se va eliminando cualquier exceso que haya.

: Preguntas frecuentes:

¿Y el ciclado? Pues resulta que en un acuario plantado sin peces esto no será necesario para empezar a introducir las plantas, de hecho, como ya se mencionó estas deben ser lo más abundantes posible desde el comienzo, los peces se deben poner después que el plantado ya arraigo, tiempo suficiente para considerar ya ciclado el plantado y deben ser no depredadores de plantas y en una cantidad razonable.

¿Puedo usar agua del grifo? Antes de montar un acuario, nos sería muy útil conocer de antemano los parámetros que lleva nuestra agua del grifo, pues a veces es por lo generalmente muy alcalina o excepcional mente muy blanda y puede ser que no sea conveniente llenar solo con esa agua el plantado.

Si esta tiene un KH muy alto podemos rebajarla mezclándola con agua de ósmosis inversa por des ionización (RODI) o en su defecto con agua bidestilada para ajustarla a los parámetros requeridos.

Si esta fuera muy blanda, cosa muy excepcional, tendríamos que elevar el KH con carbonato de calcio y carbonato de magnesio a proporción de 3 a 1, pero al ser esto algo poco usual se menciona aquí solo a tono informativo.

Acuario plantado ¿sin sustrato nutritivo? Un acuario plantado puede funcionar perfectamente sin sustrato nutritivo, únicamente con grava y un correcto abonado en la columna de agua. Si no hay sustrato nutritivo, o es solo inerte, podríamos abonar desde el comienzo. En principio únicamente con KNO3 (Nitrato de potasio) hasta que las plantas comiencen a arraigar.

No hay un tiempo predeterminado para empezar a hacerlo, puede ser una semana, dos, dependerá esencialmente de cada ecosistema. En cualquier caso, al abonar hay que ir de menos a más. Considerando que las plantas apenas se están adaptando y aun no se agarran bien, o sea que hay que ir aumentando el abonado según las plantas van creciendo.

Al principio debes tener especial cuidado en conocer cómo van los niveles de nitratos NO3, fosfatos PO4, el hierro Fe para saber qué tipo de otros abonos posteriormente será conveniente aditar. Y con respecto a la adición de los productos comerciales que contienen micros lo mejor es no precipitarse, pues la adición prematura de esos oligoelementos pudiera dar lugar a problemas si se añaden antes de tiempo, o sea antes de que las plantas comiencen a desarrollarse.

Si decides poner plantas que aprovechan los nutrientes desde las raíces, sin tener sustrato nutritivo, solo en sustrato de gravilla inerte, una buena alternativa son las pastillas de abono de marca comercial colocadas en la gravilla al pie de las plantas en cuestión para tal efecto.

Debo aclarar que consciente estoy de que algunos conceptos aquí vertidos pudieran no siempre ser correctos o lo más coincidentes con otras corrientes y se pide a los lectores si detectan algún error o concepto que pudiera confundir, hacérmelo saber para corregir lo que se haya mal escrito. Sin más por el momento.

Agradecimientos especiales a Felipe Calva Ávila por su apoyo en la elaboración de este tutorial.

Fuentes:

Loading spinner

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Traducir Blog»