Guía básica para comprar peces y aclimatarlos

Todo en esta vida evoluciona y el acuarista no es la excepción, que quiero decir con esto pues es muy sencillo. En el momento que decidimos instalar un acuario en nuestros hogares o lugares de trabajo, debemos tener en cuenta que tipo de peces deseamos mantener, aquí daremos una lista de consignas a seguir, para que su elección sea la mejor.

Sabemos que no todos los peces son iguales, existen peces delicados y problemáticos para el principiante y otros relativamente resistentes o duros, con los cuales el aficionado puede comenzar su afición.

Bien, veamos de que se trata: Los peces se encuentran en un medio líquido llamado agua (ups!! Que deducción) pero este líquido posee ciertas propiedades tanto físicas como químicas, Ph, dureza, etc.

Los peces según su procedencia toleran distintos tipos de aguas, por ejemplo, los peces de la cuenca amazónica viven en aguas neutras o ácidas y blandas, mientras que los peces de los lagos Malawi y Tanganica viven en aguas duras y alcalinas.

Lo primero que debemos tener en cuenta al comprar nuestros peces es la procedencia de los mismos, es decir, necesitamos saber si pertenecen a zonas de aguas blandas, duras, ácidas, alcalinas, etc. para poder acondicionar nuestra pecera a estas condiciones.

La mayoría de los peces que se adquieren en las tiendas tienen una tolerancia alta a las modificaciones de estos factores, pero igualmente debemos consultar, leer, informarnos, sobre qué tipo de agua necesitan.

Lo segundo que tenemos que tener en cuenta es la compatibilidad con otras especies, el tamaño que alcanzan en la adultez, el tipo de alimentación, hábitat, estratos de nado (alto, medio, bajo) comportamiento.

Veamos: supongamos que queremos instalar un acuario de unos 100 Lts. (recuerde cuanto más grande mejor = menos problemas), con un sistema de filtrado interior con placas biológicas, un aireador, un calefactor (en el caso acuario tropical), un sistema de filtrado exterior (recomiendo este por la facilidad de su limpieza), etc. Debemos adquirir los test correspondientes a Ph y Dureza, realizarlos y luego recién adquirir los peces que convivan en estas condiciones.

Algunos datos interesantes a la hora de comprar peces serían:

Observar su estado de salud (esto quizás sea un poco difícil para el principiante) observar la coloración del pez, que en su cuerpo no tenga puntitos blancos (enfermedad común producida por un parásito).

– Coloración del agua donde se encuentra (nunca compre peces que naden en aguas verdes, amarillentas o turbias, esto indica que los peces están medicados).

Comportamiento (no deben estar con su aleta dorsal retraída a excepción de los que normalmente las tienes como algunos plecostomus viejas del agua y corydoras mal llamados limpia fondos

– Verifique que no haya peces muertos (existe una mortandad lógica en todo acuario y como lógica podríamos decir 1 o 2 peces)

Trate de solicitar al vendedor que les de comida antes de su transporte, para determinar si comen correctamente (es algo difícil que el vendedor acceda a hacerlo)

– Solicite toda la información posible sobre el pez a su vendedor.

– Trate de NO comprar peces enfermos o flacos (vientres hundidos) ya que esto puede ser tanto la falta de alimentación o una infección de parásitos internos.

– Chequee la respiración de los peces que debe ser regular, no deben ser agitadas.

– Otra de las cosas que tenemos que tener mucho cuidado es en el transporte de los peces recién adquiridos.

Un tema importante a tratar entre los principiantes y los no tan principiantes en este hobby es la adaptación de los nuevos peces a una pecera ya instalada. Los libros nos aconsejan mantener nuestros nuevos peces en un acuario de cuarentena, es decir, mantenerlos separados de nuestro acuario comunitario.

Les coloco un enlace muy bueno a la forma correcta de cuarentenar a nuestros peces: https://acuamundomexico.org/cuarentena-de-peces/

Pues bien, no todos disponemos de un acuario de más, aunque sería provechoso y lo ideal, por lo cual incorporamos nuestros nuevos huéspedes al acuario comunitario y es aquí donde encontramos nuestros primeros problemas.

Es muy común que los propietarios de tiendas reciban a sus nuevos clientes con sus peces muertos y diciendo Ud. me vendió los peces enfermos, etc., etc. Algunas personas desisten de continuar con esta afición por esa razón.

Los pasos a seguir para la aclimatación serían los siguientes:

1º) Deje la bolsa de poliestireno dentro de la pecera aproximadamente 15 a 25 minutos para que la temperatura del agua que se encuentra dentro de la bolsa se iguale a la de la pecera.

2°) Abra la bolsa e introduzca paulatinamente agua de la pecera, espere 15 minutos y repita la operación.

3°) Tome los peces con una red y suéltelos en la pecera

4°) Elimine el agua que se encuentre en la bolsa.

Este proceso lleva alrededor de 45 minutos, pero tiene sus resultados, en realidad no es el mejor sistema, pero si el menos fastidioso, lo que hacemos en realidad es adaptar los nuevos peces a los valores químicos de nuestro acuario.

¿Cual sería el mejor método? ( Por Goteo )

– Utilizando un trozo de caño plástico o manguera de aireador, una ventosa o sopapa, una canillita y un recipiente de plástico.


– Coloque la manguera dentro del acuario y sujétela con la ventosa, en el otro extremo coloque la canilla; en el recipiente de plástico coloque los nuevos peces, succione desde la canilla y colóquela en el recipiente, controle que el flujo de agua proveniente desde la pecera sea por gotas, una cada 3 a 6 segundos aproximadamente.

Una vez duplicada la cantidad de líquido original con la cual eran transportados los peces, se toman con la red y se incorporan al acuario. Es importante eliminar el agua restante para evitar el ingreso de organismos patógenos.

Hasta la próxima

Loading spinner

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Traducir Blog»