Abonando el acuario plantado con productos químicos.

En todo acuario plantado son muy útiles las pruebas (Tests) de nitratos, de fosfatos y de hierro. Estos test nos indicarán con qué frecuencia deberemos abonar nuestro acuario en función de la demanda que tengan nuestras plantas.

Cuando compramos un abono de marca comercial hacemos caso a la dosis que nos indica la etiqueta, esto es un error frecuente pues de esa manera no sabemos lo que estamos agregando a nuestro acuario y si realmente es eso lo que nos están pidiendo las plantas.

Es por ello, que lo que lo más exacto es abonar con abonos en forma de sales (fosfato potásico, sulfato potásico, microelementos quelatados, nitrato potásico, etc.) aplicando exactamente el nutriente que necesiten nuestras plantas.

Además los test nos dirán si hay un exceso de nitratos o de fosfatos y si existen riesgos de que aparezcan las odiosas  algas, todo ello en función de obrar en consecuencia con la aplicación de los nombrados abonos en forma de sales.

Los Microelementos quelatados son totalmente solubles al agua, están formulados para prevenir y corregir los principales estados carenciales de hierro, manganeso, zinc, cobre, boro, y molibdeno en todo tipo de cultivos acuáticos de forma rápida y duradera. Se puede aplicar disuelto en agua y después al acuario.

Composición Riquezas garantizadas:

Hierro (Fe) EDTA…………7,8%

Manganeso (Mn) EDTA………3,9%

Zinc (Zn) EDTA…………..0,6%

Cobre (Cu) EDTA………….0,3%

Boro (B) mineral…………0,7%

Molibdeno (Mo) mineral……0,2%

Para realizar nuestras mezclas se recomienda adquirir una botella de plástico, las de agua purificada  sirven muy bien y para no pasarnos con las dosis si bien no es esencial conviene adquirir una pequeña basculita, son económicas. Si no dispones de una bascula existen cucharitas o tapitas graduadas como la de los jarabes medicinales que te sirven de forma excelente

Dosis de empleo: -Para acuarios de 120 litros utilizar 0,075g de microelementos en polvo seco a la semana, Si se prefiere mediante disolución introduciendo 10 g de microelementos en 500 ml de agua (a poder ser desmineralizada). De esos 500 ml aplicar 6,7 ml de disolución al acuario cada semana. Utilizar microelementos si se dispone de luz y Co2 adecuados

El Sulfato potásico: está especialmente indicado para aportar el potasio necesario para una completa alimentación de las plantas. La falta de potasio es lo más normal en un acuario plantado ya que es el único nutriente que no se regenera en el acuario ni se añade con los cambios de agua, por lo que siempre habrá carencias si no se añaden. Miles de aficionados lo utilizan ya desde hace mucho tiempo para cuidar sus plantas.

Composición: K2SO4 K 44,87% SO4 55,11%

Dosis de empleo: En acuarios de 120 litros aplicar en seco 3 g. Se puede disolver en agua previamente y después aplicar al acuario. En disolución aplicar 25g en 500 ml de agua (a poder ser desmineralizada) y aplicar 50ml una vez a la semana.

El Nitrato potásico: (kNO3) nos aporta nitrógeno y potasio. En caso de que nuestro acuario esté escaso de nitrógeno podremos agregarlo. Nos ayudará además a mantener una relación estable con los fosfatos. Si tenemos los fosfatos altos y los nitratos escasos, seguramente nos saldrán algas, por lo que habrá que agregar nitratos para equilibrar esta relación.

Dosis: en seco, 1.63g suben hasta los 10mg/l los nitratos en un acuario de 100 litros. Se puede disolver previamente en agua y después aplicarlo al acuario.

El fosfato Mono potásico: El otro macronutriente necesario para controlar la aparición de algas. Si tenemos excesos de nitratos, pero de fosfatos andamos escasos es muy probable que aparezcan las odiosas algas. Es por ello que deberemos  tener estos dos nutrientes para mantenerlos siempre equilibrados en nuestro acuario. Se aconseja una cantidad de nitratos de unos 5-10mg/l (según indicaciones de nuestras pruebas) y de 0,1- 0,5 mg/l de fosfatos.

Dosis de empleo: 10g disueltos en 500 ml de agua desmineralizada. Aplicar de estos 500 ml de disolución, 3.5 ml para subir la concentración de 100 litros de acuario a 0,5 mg/l(según test químico)

Sulfato de magnesio/Sulfato de calcio:  Si tenemos un agua blanda con muy pocas sales de calcio y magnesio y queremos subir la dureza del agua de nuestro acuario, no podremos prescindir de estas sales.

Dosis de empleo: Disolver 8 g de sulfato de magnesio en 1/2 litro de agua desmineralizada. De esta disolución añadir 3,2 ml para conseguir que en 100l de agua de acuario suba la concentración hasta 0,1mg/l.

Sulfato cálcico:Si quieres subir el Gh 2 mg/l puedes utilizar 2,4 g de Sulfato cálcico por cada 50 litros

Carbonato: Para subir 1ºKh con carbonato sódico utiliza 3,8 g por cada 100 litros o bicarbonato sódico 3 g por cada 100 litros. Si tienes carbonato potásico (muy caro) serían 5 g cada 100 litros.

Si quieres  añade carbonato cálcico media cucharada de té por cada 100 litros aproximadamente. Te aumenta el Gh Y KH entre 1 Y 2 º más o menos.

Me despido de todos ustedes, que tengan un buen día.

Loading spinner

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Traducir Blog»